¿QUÉ ES LA IMPEDANCIA DE UN ALTAVOZ?

La impedancia de un altavoz también representada como Z es un término que para muchos usuarios resulta difícil de comprender.

Yo la primera. 

Así que me he puesto a investigar qué es y porqué es útil conocer esta característica para tenerla en cuenta a la hora de elegir equipos de audio.

Impedancia de altavoces

 

Es muy común encontrar en los aparatos de audio el valor de la impedancia. Por lo tanto es importante conocerla para entender mejor las características técnicas de nuestros equipos.

Para entender mejor su definición me ha parecido interesante dejar claro inicialmente que la impedancia, pese a lo que muchos creen, no es la dificultad par amplificar un auricular ni un factor determinante de la calidad de sonido de nuestro altavoz.

La variable de la impedancia, se mide en ohmios y se representa como ya he comentado con una Z.

Dentro de un sistema, nos va a indicar como un altavoz de comporta ante el paso de corriente eléctrica medida en voltios.

Es decir, es como la resistencia que opone un altavoz al paso de corriente.

Si esta es alta, la resistencia es mayor mientras que si es baja menor.

Resistencia mayor conlleva más consumo de corriente y menor, menos consumo.

 

¿CÓMO SE MIDE LA IMPEDANCIA?

Como el amplificador va a desarrollar corriente alterna en lugar de corriente continua la impedancia va a variar con la frecuencia.

Ya hemos comentado en otros artículos que la señal de audio se compone de un rango de frecuencias, pues la impedancia va a variar con cada frecuencia.

Por eso, el valor de la impedancia se representa como una “curva de impedancia” donde se muestran los valores en ohmios de la impedancia frente a los valores de la frecuencia en Hercios.

 

curva de la impedancia

 

LA IMPEDANCIA NOMINAL 

La impedancia nominal corresponde al valor medio dado por los fabricantes entre las especificaciones con el fin de resumir el valor de la gráfica de la impedancia. Sin embargo, es un término que puede dar lugar a error en muchos casos ya que no es una medida estándar.

Hay casos donde se mide como los valores más bajos de la curva de impedancia mientras que en otras ocasiones la medida hace referencia a la impedancia en los 1kHz. 

Los valores nominales más típicos en altavoces son 4, 6, 8 pero también pueden ser de más (12, 16 …).

Sin embargo para otros equipos los datos pueden variar.

Por ejemplo:

  • En la impedancia de auriculares tenemos mucha variedad desde 16 a 600 ohmios. Considerándose de baja impedancia los menos de 100.
  • Para car audio, alta fidelidad y High-End es muy común el valor de 4 ohmios.
  • Los amplificadores de válvulas pueden tener salidas diferenciadas debido a los transformadores de salida. En este caso, los altavoces de 6 ohmios irían a la de menor valor, es decir a la borna de 4 ohmios.

 

¿CÓMO AFECTA LA IMPEDANCIA ALTAVOZ?

Como comentamos al principio, la impedancia es la oposición al paso de corriente.

Una mayor impedancia supone que pasa menos corriente mientras que una más baja supone más paso de corriente.

Por lo tanto, esta relacionada con la potencia eléctrica que el amplificador al que lo conectes va a necesitar.

Impedancia alta, consume menos corriente y demanda menor potencia.

Mientras que una impedancia baja consume más corriente y su potencia requerida será mayor.

En su relación con la potencia es donde nuestros equipos más en cuenta tendrán la impedancia.

La potencia tiene un límite, esta no se va a poder aumentar de forma constante. Esto quiere decir, que para un determinado altavoz de Z baja, por ejemplo 4 ohmios debemos tener un amplificador de calidad suficiente para que no se dañe a valores de volumen máximos.

El no responder a la caída de la impedancia de forma correcta puede aumentar el nivel de presión acústica y darse una sobrecarga capaz de dañar el equipo y reducir su vida útil. 

 

EMPAREJAR ALTAVOCES Y AMPLIFICADORES TENIENDO EN CUENTA LA Z

Como ya se ha comentado arriba, la impedancia en altavoces más común es de 6 u 8 ohms, mientras que los amplis están diseñados para usarse normalmente para altavoces de 4 a 16 ohmios.

Para valores de 4 o menos ohm suelen llegar los problemas por la exigencia de potencia.

En esos casos se suele recurrir a conexiones de dos o más altavoces en serie para evitar valores de Z muy bajos.

¿Por qué?

Es muy sencillo.

Cuando conectas los altavoces en serie el total es la suma de las impedancias, mientras que en paralelo es la suma de cada una de las partes de la impedancia altavoz de cada uno.

Veámoslo con esta imagen que he preparado para explicarme mejor.

altavoces en seriealtavoces en paralelo

Cómo se puede observar, si colocamos los altavoces en serie podemos lograr que la impedancia no sea tan baja y así evitar problemas con el amplificador.

 

EN RESUMEN

La impedancia no va a ser determinante en la calidad de sonido de nuestros altavoces, debes tener en cuenta muchas otras características como la potencia, la sensibilidad, el diseño etc.

Hablamos de ellas en nuestro artículo dedicado a tipos de altavoces que puede que te resulte interesante conocer.

Es importante tenerla en cuenta pero actualmente el 90% de los equipos no ya vienen preparados para que no existan problemas con este factor.

Para valores por encima de 16 ohms o por debajo de 4 ohms es importante que te fijes bien en las características de la fuente puesto que en el primer caso al amplificador puede no dar mucho volumen y en el segundo que no vaya aportar suficiente potencia para impedancias bajas.

 

 

Deja un comentario